Washington Orellano – Trabajador portuario ecuatoriano

e-mail icon

Washington Orellano – gerente de la Asociación de Trabajadores Portuarios, amenazado con acción legal por criticar a sus empleadores. Entrevista grabada y traducida por Jan Nimmo, Puerto Bolívar, Ecuador, May 2003.

Mi nombre es Washington Orellano, soy secretario general de la Asociación de Trabajadores Portuarios, Puerto Bolívar. La organización está localizada en Puerto Bolívar, en la provincia de El Oro. Dentro y fuera de la organización todos nosotros los trabajadores estamos luchando para mejorar nuestro futuro y para que las leyes laborales y constitucionales sean respetadas. Nuestra lucha empezó en  2002 y continúa hasta hoy en día. Básicamente, los derechos de los trabajadores no deberían ser pisoteados por las empresas y sus dueños. Queremos liberar a los trabajadores y darles un sentido de autoestima.


La situación que tenemos aquí en Puerto Bolívar es crítica, comemos afuera, no comemos como cualquier persona decente debería, con dignidad, como debería una persona que trabaje y genera riqueza para esta provincia y para Ecuador. Otras anomalías que podría señalar: no estamos afiliados a la seguridad social, pero gracias a nuestra lucha hemos ganado ese derecho fundamental. No es algo que acabamos de ganar , sino que es algo que ya existía dentro de la ley, la constitución y el sistema de seguridad social. Cada trabajador debe estar afiliado en el sistema de la seguridad social por ley, y esto lo hemos logrado. Hemos estado luchando para que nuestros beneficios estén pagados y los trabajadores reciban lo que se deben.  Estamos luchando para que se paguen los trabajadores los beneficios estipulados por el código laboral. Las compañías, conocidas como los OPC (Operadores Portuarios de Carga), trabajan en la zona portuaria, tienen permiso para trabajar allí de las autoridades portuarias y el DIME (Dirección de Mercante y Puertos del Ecuador).

Sobre todo, queremos que las organizaciones internacionales sepan de nuestra situación, de la realidad que enfrentan los trabajadores portuarios ecuatorianos. Ahora que hemos logrado algo, los trabajadores tienen más respeto por sí mismos. Estamos luchando para darles un mejor futuro a nuestros hijos, no queremos que vivan como nosotros, cargando los barcos con miles de bananas, trabajando allí noche y día. Es como los días de esclavitud, queremos salir de esta situación.

Debido a esta lucha por la justicia, estoy siendo juzgado por algo que fue instigado por un hombre muy rico de la provincia de El Oro, Señor Servio Serrano Correa, vice-gerente de CABANA. Me llevó a juicio por unos artículos en la prensa en los que denuncié el hecho de que las compañías, que trabajan en el puerto, estaban tomando el dinero de los trabajadores. Ellos sacan las ganancias, no los trabajadores. Mi caso todavía está en proceso, esperamos que los jueces sean justos y que den la decisión correcta según la ley laboral. Los trabajadores saben que estoy involucrado en esto a causa de nuestra lucha, son problemas que nos afectan a todos, tenemos que luchar y seguir luchando, y esto es todo lo que hay de nuestra organización; de lo que hemos logrado y lo que nos falta.

Hemos estado en negociaciones con el gerente, el Presidente de la República y los nuevos funcionarios que han estado en sus puestos desde que el nuevo gobierno asumió el poder. No se puede aceptar que aun tratan a los trabajadores así, que sus derechos humanos son pisoteados. Queremos un comedor decente, pedimos agua potable, no un balde sucio en el que todos los sudorosos trabajadores portuarios han puesto sus vasos. Exigimos que las compañías nos den un espacio para un comedor, o que construyan uno, sino, deberían pagar la comida de los trabajadores y los estipendios establecidos por ley. También estamos pensando en un proyecto para conseguir un área, que ya existe para esto, y crear una infraestructura que le da dignidad a los trabajadores. En otros países los presos comen mejor y tienen más dignidad que los trabajadores aquí, esa es nuestra realidad. Los trabajadores necesitan apoyo, ellos son los que generan riqueza para este país, el banano es un producto exportado. En otros países los trabajadores portuarios reciben mejores salarios.

Ganamos una miseria, es un sueldo fijo por el gobierno de $0.03. Queremos cambiar esto. Esperamos establecer un precio estable con este gobierno, que es algo en que hemos depositado nuestras esperanzas, un pago que se relacione con la canasta básica familiar que cuesta más de $360 por mes. Actualmente ganamos menos de la mitad de esta cifra. ¿Qué tipo de sueldo recibimos?

¿Como podemos nosotros, los trabajadores, sobrevivir con este sueldo? Queremos agradecer a la gente que nos está ayudando a salir de esta situación, este problema afecta no solo a los trabajadores sino a nuestras familias también.

Con respeto a la solidaridad, pedimos que los sindicatos nos den apoyo y energía; que nos aconsejen como mantener nuestro sacrificio y la constancia de nuestra lucha, como podemos seguir luchando. La lucha acaba de empezar, la clase trabajadora seguirá luchando por un futuro mejor para toda la población de Ecuador.