¡No tan Bonita! Despedidos los dirigentes del sindicato y del comité de empresa de Los Álamos.

e-mail icon

Los trabajadores de la gigantesca plantación Los Álamos, de 1200 hectáreas, han visto cómo se violaba de nuevo su derecho a sindicalizarse. Los Álamos pertenece al grupo Noboa, y sus trabajadores llevan más de doce años luchando para mejorar sus condiciones laborales. Este verano, tan solo cuatro días después de ser elegidos, se despidió a 17 miembros del comité de empresa. El 25 de junio el secretario general y el tesorero del sindicato SITBA fueron despedidos también tras plantear la cuestión de una deducción sin explicar de un 1% en las nóminas de los 1200 trabajadores con efecto retroactivo a Febrero.

Los 17 trabajadores despedidos habían sido elegidos por los miembros del sindicato para formar un comité de empresa que, según la ley ecuatoriana, es el organismo que puede entablar negociaciones colectivas con la patronal. Los trabajadores tenían la esperanza de que, por fin, el comité pudiera empezar a negociar mejoras de salarios y condiciones laborales sin trabas.

El primer sindicato en Los Álamos, que se formó como resultado de una huelga reprimida de forma violenta en el 2002, en la práctica se desmanteló debido a la multitud de compañías que subcontrataban trabajadores para la plantación. Esta táctica se usaba con frecuencia contra los sindicatos en esa época para evitar que un patrono tuviera una plantilla lo suficientemente grande como para que tuviera derecho a formar un sindicato.

Tras el decreto del 2008, que declaraba ilegal la práctica de subcontratar a gran escala, se registró un nuevo sindicato (SITBA) con cientos de miembros; sin embargo, sus dirigentes se han enfrentado con frecuencia a intentos para debilitar al sindicato. En el transcurso de los años muchos trabajadores han perdido sus empleos por ejercitar su derecho a afiliarse a un sindicato. Los esfuerzos destinados a lograr un diálogo social regular con la compañía no han dado lugar a ningún mecanismo permanente de comunicación entre la patronal y los representantes de los trabajadores.

FENACLE, la federación de trabajadores rurales a la que está afiliada SITBA, ha pedido a las autoridades gubernamentales que intervengan tras estos últimos despidos, y demanda la reincorporación inmediata de los 19 trabajadores.

Fuente: FENACLE, Guayaquil.