El sector bananero aporta estabilidad a Colombia en el posconflicto

e-mail icon

Por más de una generación, los productores y trabajadores del sector bananero en las regiones de Urabá y Magdalena, Colombia, han buscado una cosa: la estabilidad. Tras el proceso de paz de 2006, que puso fin a grandes conflictos en Colombia, la atención se desplazó hacia el resurgimiento de la maltratada economía.

«Una evaluación del impacto del Comercio Justo en los pequeños productores y trabajadores del sector bananero en el norte de Colombia (PDF)» (An Evaluation of Fairtrade Impact on Smallholders and Workers in the Banana Sector in Northern Colombia), es un informe recientemente publicado por la Corporación para el Desarrollo Empresarial Rural (CODER), que considera el impacto del Comercio Justo en los pequeños productores y trabajadores del sector bananero, y la contribución del mismo a una mayor estabilidad en estas regiones.

Durante el conflicto, el otrora floreciente sector bananero de Urabá y Magdalena sufrió considerablemente, y las economías locales se paralizaron. Muchos productores abandonaron sus fincas o no pudieron visitarlas. Al final de todo conflicto, el aporte de opciones a los productores y veteranos desplazados, fue de vital importancia para mantener la paz.

La mejora de la situación de seguridad sentó las bases para la reactivación del sector bananero y el aumento significativo del número de organizaciones productoras de Comercio Justo. En 2007, solo había cuatro organizaciones productoras de Comercio Justo, número que incrementó a treinta y seis en 2013. El país exportó 6,2 millones de cajas de bananos de Comercio Justo en 2013, principalmente al Reino Unido y los Países Bajos, lo que representó el 35 por ciento de las ventas globales de bananos de Comercio Justo.

Gran parte de este crecimiento se debió a grandes compromisos en 2010, por parte de minoristas neerlandeses, de abastecerse al cien por ciento de bananos de Comercio Justo, y otros tantos compromisos de minoristas del Reino Unido. Esto condujo al desarrollo de una innovadora asociación público-privada con la participación de la Asociación Colombiana de Productores de Banano (AUGURA), el Sindicato de Productores de Banano de Urabá, Fyffes, Comercio Justo Max Havelaar, y el Ministerio de Asuntos Exteriores de los Países Bajos.

El estudio CODER confirmó que en los últimos tres años, el Comercio Justo ha tenido un efecto positivo en los productores y trabajadores de pequeña escala, gracias a la implementación de los estándares del Comercio Justo y el alto volumen de ventas bajo dichos términos; y también, por la creación de un sindicato fuerte, y el apoyo de la asociación público-privada.
Sin embargo, a pesar de todos los resultados positivos, el estudio concluyó que el precio que se paga por los bananos sigue estando, para muchos, a un nivel insostenible. La consolidación desenfrenada de los canales de distribución y la constante guerra de precios entre comercios minoristas sigue ejerciendo presión sobre los precios de los productores de banano.

En enero 2014, durante una revisión de precios de banano, Fairtrade International aplicó un aumento considerable al precio mínimo del Comercio Justo, en base a una investigación de todo el sistema. Se espera que esto permita que las organizaciones de pequeños productores y plantaciones ocupen una mejor posición en las negociaciones. Fairtrade continúa supervisando los impactos del cambio de precios.

Lea el resumen y respuesta de Max Havelaar Países Bajos y Fairtrade International aquí (en inglés).

Descargue el informe completo aquí (PDF 2.39MB) (en inglés).

Para mayor información sobre el impacto de los bananos de Comercio Justo, por favor, haga clic aquí para descargar el informe producido por Max Havelaar Países Bajos (en inglés).

La investigación fue comisionada por Max Havelaar Países Bajos en estrecha colaboración con Fairtrade International y la Embajada del Reino de los Países Bajos en Colombia.

Por favor, haga clic aquí para descargar el estudio 2013 en español comisionado por Fairtrade International: « ¿Qué podemos aprender de la experiencia bananera en Colombia? Estudio sobre las relaciones laborales en las fincas certificadas de Fairtrade en la región de Urabá».

Fuente: www.fairtrade.net