CRISIS, ¡¿QUÉ CRISIS?!

e-mail icon

Minoristas del Reino Unido continúan escondiendo la cabeza bajo la fijación de precios del banano.

Los compradores minoristas británicos son muy conscientes de que la guerra de precios (y "promesas") en la mayor línea de alimentos no puede continuar por mucho más tiempo. Son conscientes de que la venta de bananos a granel a 68p el kilo está destruyendo el valor del mercado del banano para los productores y trabajadores en todo el mundo. También son conscientes de que los costos de los productores siguen aumentando más rápidamente que la reducción gradual de los aranceles de importación de bananos en la UE. Son conscientes de que el trabajo decente en estas cadenas es una meta que se queda en suspense siempre y cuando los bananos se compren y se vendan a muy bajo precio.

Pero hasta el momento ninguno de ellos ha logrado convencer a la dirección comercial de sus empresas para romper con la lógica de perpetúa pobreza de "precios bajos todos los días " en nuestra comida rápida favorita de lenta liberación de energía. ¿Quién va a romper filas y unirse a la Cooperativa con niveles de precios más sostenibles? Y, al tiempo de que los contratos de 2014 están siendo negociados ¿tendremos que esperar otro año antes de que se alivie la destructiva presión a la baja sobre los productores y los trabajadores?

El suministro al Reino Unido en las condiciones actuales, dicen los productores grandes y pequeños, ¡es un juego de tontos!

En caso de que alguien tenga alguna duda de que las prácticas de fijación de precios de venta al por menor en el Reino Unido no se limitan a las costas británicas y están afectando a otros mercados, vamos a echar un vistazo al mercado del Mar del Norte.

Jumbo es la segunda cadena más grande de los Países Bajos, digamos, una cadena holandesa equivalente a ASDA. En octubre de 2013, Jumbo anunció con orgullo que se alejaba del enfoque continental tradicional con la promoción del banano –1 a 3 semanas de precios reducidos, luego de vuelta a la normalidad - y ahora está vendiendo la fruta de marca multinacional a 99 céntimos de euro (85p) el kilo, hasta nuevo aviso, mientras tanto sugieren a los consumidores (y competidores) que la sostenibilidad no está siendo sacrificada. Tan sólo una "inversión en promoción", según la jerga. Jumbo es la primera cadena en Europa continental en adoptar esta estrategia “tan británica".

Incluso las tiendas de “grandes descuentos” alemanas siguen con la creencia en hacer un poco de ganancia sobre las ventas del banano a granel. El precio promedio de venta del banano en Alemania fue alrededor de 97p el kilo la semana pasada. En Francia, se mantiene más cerca de £1.25 de promedio y un atractivo £1.70 por kilo en el mayor minorista mundial de Francia, Carrefour - todo por los mismos bananos que se venden en los supermercados del Reino Unido.
¿Deberían las organizaciones de la sociedad civil contribuir al debate caracterizado por una política de "silencio de radio" de los minoristas británicos? Desde una perspectiva de comercio ético y cómo miembro de la Iniciativa de Comercio Ético (Ethical Trading Initiative, ETI), Banana Link defiende nuestro derecho a tener algo que decir - y seguiremos diciéndolo hasta que un comerciante rompa filas en la fijación de precios - que la venta por debajo del coste de adquisición debería ser ilegal, sea certificado de comercio justo o no.
Se lo debemos a los millones de personas en 15 países de América Latina, el Caribe y África para demostrar claramente que los trabajadores de plantaciones y de las empacadoras y agricultores familiares a pequeña escala no pueden sobrevivir con los precios de pobreza que resultan de una filosofía de devaluación de un "precio bajo todos los días". Ni siquiera las grandes marcas dueñas de grandes plantaciones con todas las economías de escala pueden cubrir los costos en el mercado del Reino Unido.
Tres de los cuatro grandes minoristas ahora compran directamente a través de sus empresas de abastecimiento de productores. El abastecimiento directo actualmente representa el 40% del mercado del banano en el Reino Unido. Cerca del 30% es de comercio justo etiquetado. Pero no hay una superposición entre estas dos cifras.
¿Cuanto más tienen que esperar los varios cientos de miles de personas cuyos medios de vida dependen de la venta de bananos en Gran Bretaña antes de que las buenas prácticas comerciales y la coherencia ética estallen? ¿Y están todos los consumidores del Reino Unido, a pesar de qué estén en dificultades, de acuerdo en que los bananos más baratos a cualquier precio es una buena cosa?

Escrito por Alistair Smith para el blog de ETI, 31st Octubre 2013
Banana Link es miembro de la Iniciativa de Comercio Ético (Ethical Trading Initiative ETI)
Créditos: Gráfico de BASIC/Timetrics, Octubre 2013