Batalla por la subsistencia de la Banana

e-mail icon

En una industria dominada por el empleo de mano de obra intensiva en la producción a gran escala, la lucha de los pequeños productores para mantenerse en el mercado, parece la lucha entre David y Goliat. Según esto, los agricultores de las islas de Barlovento del Caribe (Windward) estarían en desventaja frente al resto de la industria, pero gracias a la estrategia de comercializar sus bananas dentro de los estándares de “Comercio Justo” (Fairtrade) algunos miles de granjeros han conseguido subsistir frente a todos los pronósticos.
 
Sin embargo, con la llegada de la plaga del hongo Sigatoka negra y los continuos desastres climatológicos, están en riesgo de quiebra total. Estas pasadas Navidades, otra nueva devastadora tormenta ha dejado a 700 granjeros sin ningún sustento y con la necesidad de rehabilitar con ayuda exterior, sus pequeñas granjas de una o dos hectáreas.
 
Estos granjeros venden, por desgracia, en el mercado más “privado de valores” del mundo. El mercado Británico solía ser hasta hace una década el mejor para los productores, pero eso cambió en el año 2002 cuando Asda y Wal-Mart  decidieron empezar una guerra de precios a la baja del banano con sus competidores. Actualmente el Reino Unido es, para muchos productores grandes y pequeños, un lugar incluso peor que Alemania, para vender su fruta.
 
El mercado no permite tampoco devolver a los productores y a sus empleados una cuota justa del valor. Son los productores los que han de soportar el aumento de los costes de producción y sacrifican cualquier beneficio por seguir siendo proveedores. El mensaje del mercado parece claro; o trabajas con perdidas, o desapareces.  

Lea el articulo de opinión escrito por Alistair Smith, Coordinador Internacional de Banana Link, publicado por Fresh Fruit Portal