Aniversario de la “Masacre de Changuinola”

e-mail icon

Este verano se marca el tercer aniversario de los aterradores actos de violencia policial contra los bananeros en huelga en la provincia de Bocas del Toro en Panamá en la costa Caribe.  

El 2 de Julio 2010 se votaron más que cuatro mil trabajadores de la Unión de Trabajadores en la Industria Bananero (SITRAIBANA) en Changuinola a favor de hacer una huelga contra la decisión de la empresa de erradicar  el descuento de la cuota sindical en su fuente.  Se acumuló la ira entre los trabajadores después de la introducción de nueva legislación controvertida. Se llamaron las nuevas reglas “Ley 30” que socavó derechos fundamentales tal como el derecho a la huelga y la libertad de asociación. Se penalizó a los trabajadores que se manifestaron en las calles que se pueden resultar en dos años encarcelados.
La nueva legislación se permitió la sustitución permanente de trabajadores en huelga que se buscó activamente por Presidente Martinelli. Se informó que se negoció el Presidente con el Presidente hondureño Lobo para introducir 5000 trabajadores hondureños para romper la  huelga. Se ejecutaron las disposiciones fuertes anti-sindicales y contra la mano de obra por la inmunidad de la policía que se usó fuerza letal contra las manifestantes, que se convirtió en “el derecho de matar” para la policía.
Cuando se difundió el entendimiento de qué significaron estas reglas para los trabajadores panameños, se aumentó la ira y se empeoró la situación. El 8 de julio se marcó en una culminación de tensiones crecientes con varios actos de represión brutal contra los bananeros y trabajadores de construcción en huelga que se resultó en 6 muertes, más de 100 heridos y unos 300 detenidos, incluso los jefes de los sindicatos de SUNTRACS y CONATO. Estos actos se enfrentaron con una amplia reacción de condena internacional de sindicatos y organizaciones de derechos humanos.  
 
Tres años más tarde, se ayuda la recuerda del aniversario como un firme recordatorio de los peligros que se enfrentan los bananeros en países en desarrollo y las luchas que se tienen los trabajadores para unirse con un sindicato. Todavía ni se cumple el gobierno los compromisos de compensación para los heridos o los matados y asistencia para los trabajadores desfavorecidos y otros afectados, ni había ninguna investigación seria e independiente sobre lo que ocurrió en ese día.

Conocer más:
Vea la presentación hecha por Rel-UITA para conmemorar el 8 de Julio 2010.
Lea la entrevista con el jefe de Sitraibana Genaro Bennett sobre los acontecimientos de hace tres años en Panamá aquí.

Fuentes: Human Rights Everywhere, SITRAIBANA, COHA , REL-UITA y Banana Link.
Foto: 2013 Rel-UITA