Perú: Los productores son advertidos sobre los riesgos del cambio climático

e-mail icon

23 de junio 2011, Sullana

El primer Congreso del Caribe y América Latina sobre Bananos y Plátanos que tuvo lugar en Sullana, Perú, trató sobre la contribución que investigadores posiblemente podrán hacer para mitigar los efectos del cambio climático en la producción de bananos y plátanos.

Patrocinado por el gobierno provincial de Piura y las organizaciones de pequeños productores, y organizado por MUSALAC (una red de investigación continental), Bioversity Internacional y el Instituto Nacional de Innovación Agraria, se dijo a los delegados del congreso provenientes de 20 países que cambios en el patrón patológico y la gestión de aguas son dos de los temas clave.      

Para la provincia, las 4.500 hectáreas de banano orgánico de exportación han llegado a ser en los últimos diez años una fuente importante de ingresos y de empleo en esta región pobre y árida. No obstante, el método de irrigación por la inundación de los ríos es derrochador y, como los regímenes de lluvias se vuelven más esporádicos, los productores se verán obligados a encontrar mejores técnicas de gestión de aguas. 

Además, se ha observado que fenómenos como la enfermedad de la Mancha Roja han llegado a ser más frecuentes y han comenzado a afectar la productividad. Expertos creen que la propagación de esta enfermedad puede ser conectada al cambio climático.  

Los esfuerzos de los investigadores en realizar un trabajo pertinente a productores han sido muy bien acogidos por la industria emergente de bananos orgánicos. Dr. Andrew Jarvis, un científico del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), basado en Colombia, quien recientemente ha publicado sobre el cambio climático y los riesgos para la producción de café, resumió así el reto para agricultores: “Es necesario tomar medidas y cambiar las actitudes para bajar o evadir los impactos negativos del cambio climático, especialmente a través de la creación de una agricultura ecológica eficaz, basada en sistemas de producción sostenibles y  equitativos”.