Fyffes S.L., Irlanda

e-mail icon

Fyffes está involucrado en la producción, obtención, transporte, maduración, distribución y marketing de frutas tropicales – principalmente bananas, ananá y melones.  Fue dueño de tierra bananera en Belice y Honduras hasta los años ’90, pero desde entonces se ha despojado de operaciones de producción de la industria.  La compañía, basada en Irlanda, es la distribuidora de bananas más grande de Europa (y el cuarto más grande en el mundo) y ha estado importando bananas al R.U. durante 120 años.

En 1995, además de tener varias asociaciones europeas de maduración, distribución y marketing, Fyffes se involucró en un proyecto importante con la compañía Islas de Windward, Desarrollo Bananero y de Exportación (WIBDECO),  con la compra de la empresa Bananas Geest, quienes vendían la mayor parte de sus bananas al mercado británico.   Además de las Islas Windward, Fyffe compra fruta de Belice, Colombia, Costa Rica, Brasil, Panamá, Ecuador, Honduras y las Islas Canarias.

La compañía ha entrado en numerosas asociaciones conjuntas en Europa, para incrementar su capacidad de marketing.  En 2005, la compañía se involucro en una alianza estratégica (tomando una cuota del 50%) con la Corporación Turbana, la subsidiaria de marketing de la compañía exportadora UNIBAN de Colombia, que le permitió desarrollar su cuota en el mercado Estadounidense.

En el 2009, la compañía adquirió una plantación de ananá en Panamá, quien combinado con plantaciones ya existentes de ananá en Costa Rica,  le permitió a Fyffe producir un 50% de la fruta que vende.

Relaciones laborales

Fyffes es miembro de la Iniciativa de Comercio Ético (ETI) del R.U. y es el miembro fundador de Global Gap.  La compañía tiene un ‘Código de Trato Ético’, que forma parte del contrato que tienen con los dueños de las plantaciones, y en teoría, garantiza los derechos laborales de los trabajadores, en particular, la libertad de asociación.  Sin embargo, Fyffes no le ha insistido a los dueños de las plantaciones que respeten los derechos humanos de los trabajadores, y esto significa que el ‘Código de Trato Ético’ no le ha producido ninguna diferencia a los trabajadores.

Ffyes no tiene convenios colectivos directos con los sindicatos en Irlanda o en los otros países en donde opera, y la compañía ha sido acusada del hecho de que no posee casi ninguna plantación como forma de renunciar a su responsabilidad por las condiciones de los trabajadores.

Después de la creación de un nuevo sindicato en Belice, un país en donde Fyffes es el único exportador, organizaciones irlandesas pusieron de relieve el papel que cumple la compañía en el país.  En 1999, Fyffes se unió con oficiales gubernamentales de Belice, dueños de plantaciones y organizaciones de sociedad civil para acordar un enfoque de colaboración para el futuro de la industria.  Sin embargo, desde entonces, los esfuerzos de los trabajadores para consolidar un sindicato han sido frustrados por intimidación y despidos en las plantaciones de Belice. Un número de casos de despido improcedente se levantaron ante la Corte pero pasaron años antes de ser juzgados.  Algunos observadores creen que el gobierno tomo su tiempo en implementar sus propios leyes de protección laboral, temiendo que Fyffes lleve su negocio a otra parte, dejando al pequeño país en ruinas.  Fyffes es miembro del Foro Mundial Bananero.

Fyffes es miembro del Foro Mundial Bananero.

Fotos: Los trabajadores de las plantaciones bananeras en Costa Rica, 2011