Problemas sociales

e-mail icon

Condiciones laborales

Principalmente los cientos de miles de trabajadores, que trabajan largas horas en condiciones tropicales para cuidar y cosechar los plátanos que consumimos, sienten la presión a lo largo de la cadena de suministro para mantener los precios bajos. A menudo no ganan lo suficiente para alimentar a sus familias adecuadamente. Como ha ocurrido en toda la economía mundial, una proporción significativa del trabajo en las plantaciones ha sido subcontratado a sub-contratistas con compañías que tienen ganas de distanciarse de toda responsabilidad por las condiciones de empleo y reducir los costos. También es mucho más fácil para los trabajadores sub-contratados a organizarse en sindicatos.

Los trabajadores en las plantaciones bananeras en países como la Republica Dominicana, Belice y Costa Rica son inmigrantes que tienen pocas posibilidades de ejercer sus derechos laborales o sociales, especialmente si no tienen estatus legal en su país anfitrión.

Los trabajadores en países como Ecuador y Costa Rica pueden representar tan solo el 7% de la mano de obra, porqué los patrones consideran a las mujeres como empleadas de ‘alto costo, alto riesgo’. Las mujeres que tienen un trabajo pueden ser las víctimas de discriminación sexual y acoso.

La salud y seguridad ocupacional 

Comprometen la salud y seguridad de los trabajadores por la exposición habitual a agroquímicos tóxicos y la falta de equipo de seguridad apropiado. El trabajo de campo es muy exigente físicamente, especialmente en las condiciones tropicales. En las empacadoras, el trabajo repetitivo causa esguinces y heridas. Los sindicatos fuertes e independientes son vitales para educar a los trabajadores sobre la salud y seguridad en el lugar de trabajo y para garantizar que se cumplen con la legislación nacional así como los estándares privados.

La libertad sindical

La afiliación sindical es baja en algunos países exportadores, debido al uso generalizado de una amplia gama de tácticas antisindicales de las compañías bananeras nacionales y multinacionales. En Guatemala los bananeros se enfrentan a algunas de las peores condiciones y los activistas sindicales se enfrentan a la violencia e incluso asesinato. En Costa Rica las compañías bananeras usan  los comités que no son sindicatos y el movimiento de ‘Solidarismo’ para impedir la formación de sindicatos independientes y la incorporación de nuevos miembros. Estos comités firman supuestos ‘convenios’ que cubren los salarios y las condiciones que la industria presenta al mundo exterior como la negociación colectiva, pero en los que los trabajadores han tenido nada que ver.

A lo largo de toda la industria las leyes laborales a nivel nacional e internacional – como el derecho a la libertad de asociación y la negociación colectiva – son violadas regularmente, a pesar de su ratificación por los gobiernos de los países productores. En los últimos años ha habido una tendencia para la privatización de los estándares laborales a través de la certificación de las plantaciones bananeras.

No obstante si se quieren lograr mejoras reales en la práctica, se les debe garantizar a los trabajadores la libertad de organizarse en sindicatos, proveyendo la capacidad de mejorar sus propias condiciones laborales a través de la negociación colectiva y la subsiguiente implicación de sus derechos laborales básicos.

Lectura adicional

ITUC 2010 Informe Anual Sobre Las Violaciones de Los Derechos Sindicales - la información más reciente de países específicos

Guía para las cuestiones de las relaciones laborales en Costa Rica, Banana Link de 2009 

Haga clic en el icono de abajo para leer el panfleto de Solidarismo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotos: Huelga, Perú, diciembre de 2009
Trabajadora Bananera
en la República Dominicana, 2012