El gobierno de Ecuador responde ante la presión creciente

e-mail icon

Esta semana, el gobierno del país que más bananos exporta en el mundo ha anunciado reformas en las leyes laborales que harían más estrictas las normas para la inscripción en la seguridad social y que extenderían los derechos de lactancia y cuidado infantil para las madres que trabajan.

Se ha informado que el gobierno también está preparando una legislación más estricta sobre la fumigación aérea dentro y en los alrededores de las plantaciones. Estas medidas llegan en un momento en el cual los consumidores, además de los trabajadores y comunidades afectados, están cada vez más preocupados por las condiciones en la industria ecuatoriana.

La nueva legislación, en forma de Ley para la Defensa de los Derechos de los Trabajadores, que está a punto de ser publicada en el Boletín Oficial, incluye una serie de nuevas medidas. Los empleadores tendrán un plazo de seis meses para registrar a todos sus empleados en el sistema de seguridad social nacional o, de lo contrario, enfrentarse a sanciones, aunque los que no lo hayan hecho en los últimos tres años no serán sancionados.

Las madres trabajadoras, que actualmente tienen derecho a ocho descansos de 15 minutos al día durante nueve meses para amamantar a sus hijos, tendrán ese derecho extendido a un período de 12 meses después de dar a luz. Las empresas que empleen a más de 50 personas también estarán obligadas a proporcionar servicios de guardería en el lugar de trabajo.

Desde hace varios años, ha habido una creciente preocupación de los trabajadores y de los que viven dentro y en los alrededores  de las plantaciones en lo que concierne a los efectos sobre la salud de la fumigación aérea. José Vera Giler (en la foto), Secretario General de la Asociación de Trabajadores Bananeros de Guayas, afiliada a la Federación Nacional de Trabajadores Agroindustriales FENACLE, fue el más reciente en denunciar la “ fumigación indiscriminada que se produce cuando los trabajadores están en el campo o almorzando”. La Asociación está organizando charlas y talleres de formación para los trabajadores y la población local. "También hemos estado informando a las autoridades y presionándoles para que pongan en marcha una legislación adecuada", añadió Giler. El toxicólogo médico, Dr. Raúl Harari, dio recientemente una charla en un seminario. Su organización IFA, con sede en Quito, ha alertado durante muchos años de los peligros de los productos químicos utilizados en la producción del banano.

Según fuentes cercanas al Ministerio de Medio Ambiente, el Gobierno está preparando una ley para garantizar que la fumigación no se produzca a menos de 200 metros de las viviendas y los cursos de agua.

Los consumidores están cada vez más preocupados. Un documental de la televisión alemana llamado 'El precio del banano’ y la organización de consumidores belga Test-Achats han destacado recientemente los temas sociales y ambientales en la industria bananera ecuatoriana. En una declaración a la prensa esta semana, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio criticó la ausencia de consulta por parte de la televisión alemana a  las autoridades: "El país está trabajando para asegurar un control riguroso de los productos que se utilizan contra las distintas enfermedades de los cultivos, y se ha establecido un registro de pesticidas.' Sobre el tema de la explotación laboral, el portavoz del Ministerio dijo que "ahora las empresas tienen que asegurarse de que todos los trabajadores agrícolas puedan ejercer su derecho universal a la seguridad social y la asistencia sanitaria y que paguen salarios que mejoran la distribución de la riqueza." El Gobierno señaló también que ahora todas las modalidades de trabajo infantil están prohibidas.

Fuentes : El Comercio, Quito, 26 Septiembre ; www.fenacle.org.ec, Guayaquil, 25 Septiembre; www.test-achats.be, 25 Septiembre.