Dole compensa a algunos trabajadores bananeros

e-mail icon

23  de Agosto 2011

La compañía Dole Food firmó un acuerdo el 11 de agosto para compensar a 3.153 niguaragüenses, 700 costariqueños y 1.000 hondureños, todos trabajadores bananeros, por su exposición a dibromocloropropano (DBCP), más conocido como Nemagon, usado en las plantaciones de los departamentos de Chinandega y León en la década de los 70 y 80. Uno de los abogados implicados en el proceso contó a AFP que la "compensación, que tendrá efecto en los próximos dos o tres meses, permitirá a estos trabajadores cambiar sus vidas". Entre 1973 y 1980, Dole usaba los agroquímicos Fumazone y Nemagon en las plantaciones de plátanos en América Central, químicos que han sido vinculados a problemas de salud serios tales como infertilidad, cáncer y malformaciones fetales.

Humberto Hurtado, portavoz de Dole, dijo, “La compañía Dole Food reitera que no hubo daños por la exposición ni evidencia que afirme que hubo daños a la salud, pero por el bien de nuestra responsabilidad social hemos tomado esta importante decisión, aunque no debería ser interpretado como un precedente económico para otros grupos que demanden compensación.” El valor de la compensación no ha sido revelado pero Jacinto Obregón, abogado de los trabajadores, comentó que serían distribuidas de acuerdo a la gravedad del daño sufrido por cada trabajador.

Los abogados de la firma de Provost Umphrey dijeron que la lucha fue “ardua” y que habían presentado para cada trabajador “dos tests de esperma, dos evaluaciones psicológicas junto con un número incalculable de documentos”. Obregón añadió que al menos 300 trabajadores del conjunto de afectados han muerto durante el largo proceso judicial. Tambien comentó que la compensacion debería servir como incentivo para muchos más casos contra las compañias químicas que producen DBCP, incluyendo Dow Chemical y Shell Chemical. Como ejemplo, citó una memoria interna de Dow Chemical, en la cual Dow aceptaba que el químico era tóxico pero decía que el producto podia ser vendido en Latino America mientras que los beneficios fueran mayores que las pérdidas de los procesos judiciales.

Sin embargo, hay 14.000 antiguos trabajadores que no recibirán esta compensación. Roberto Ruiz,organizador sindicalista, admitió que el acuerdo “quizá no es totalmente satisfactorio”, pero que “significa mucho para aquellos afectados”.

 

Fuentes: Nicaragua Solidarity Campaign , Central America Data