CHIQUITA TOMA LAS RIENDAS PARA RESOLVER EL CONFLICTO HONDUREÑO

e-mail icon

Chiquita ha comprado un grupo de tres plantaciones hondureñas, más conocidas como Las Tres Hermanas, después de más de un año de conflicto que involucra al propietario de la empresa bananera hondureña y a los trabajadores independientes del sindicato SITRAINBA. Hasta ahora Chiquita denominó y promocionó las bananas producidas por el grupo Las Tres Hermanas, pero ahora posee la compañía, habiendo despedido a la directiva y vuelto a contratar su mano de obra. Después de varios meses de incertidumbre, en diciembre, Rainforest Alliance suspendió la certificación de la plantación. Esta es la primera vez que Rainforest Alliance ha hecho de la violación de libertad de asociación una ofensa que conduce a la de-certificación.

Anteriormente, los trabajadores que se habían unido al sindicato independiente SITRAINBA (afiliado a la nueva federación agroindustrial de trabajadores Festagro) se enfrentaban a una discriminación sistemática debido a la membresía del sindicato. El caso fue tomado por Rainforest Alliance y Chiquita como parte de la campaña internacional Frutas Justas. Tras las investigaciones por el comité certificador, anunciaron la suspensión de la compañía. La respuesta de Chiquita, después de las consultas con Festagro sobre el destino de los trabajadores, fue comprar la compañía en febrero y dirigir las plantaciones ellos mismos. Las tres plantaciones han sido renombradas Agrícola Bananera Santa Rita.

La federación sindical Festagro reporta que no solo se ha forzado un endurecimiento de la certificación de Rainforest Alliance en el tema fundamental de la libertad sindical, pero ahora los nuevos dueños han autorizado el acceso para que los organizadores sindicales divulguen el conocimiento a los trabajadores sobre su derecho a ser representados en organizaciones independientes.

Manuel Rodriguez, el vicepresidente de gobierno y asuntos exteriores de Chiquita dijo sobre el nuevo acuerdo: “Después de meses de arduos esfuerzos para resolver este tema mediante reuniones con el gobierno, líderes laborales, Rainforest Alliance y otras ONG, estamos contentos de haber puesto punto y final al problema  de una forma que asegura que no se pierden los trabajos y que los trabajadores pueden ejercitar su libertad de asociación sin interferencias.”

Iris Munguía, de la federación de trabajadores Festagro de la agroindustria de Honduras confirmó que uno de sus sindicatos miembro es totalmente libre de operar en las plantaciones. “El reempleo al principio de marzo” dijo ella, “ha traído beneficios económicos y mejor trato para los trabajadores

Fuente: Marca Chiquita Internacional y Festagro.